Poco más de cuatro años después de la introducción del Mercedes-Benz Clase E All Terrain, llega el nuevo Clase C Estate All Terrain, a medio camino entre un SUV y lo que antiguamente se denominaba ranchera. De esta forma la firma de la Estrella completa su oferta de la Clase C, uniéndose a la berlina y al Estate.

Nos encontramos con un vehículo de extraordinaria versatilidad y una estética llamativa. Las principales diferencias entre esta nueva ALL TERRAIN y la Clase C Estate convencional las encontramos en la altura, ya que existe una mayor altura libre sobre el suelo (casi 40 cm más), la tracción integral 4-MATIC de serie, ruedas de mayor tamaño y dos programas Offroad. No se quedan ahí, sin embargo, ya que también cuenta con distintas novedades en el ámbito del diseño. Así por ejemplo los parachoques especiales, la calandra del radiador, la protección estética de los bajos o el ensanchamiento de los pasaruedas en color gris oscuro mate.

La nueva All Terrain es ligeramente mas larga, más alta y más ancha (como no podía ser de otra manera) que la convencional. La versión de serie monta neumáticos 225/55 R 17, que pueden sustituirse por neumáticos 245/45 R 18 o 245/40 R 19. Por lo que respecta a la carga esta es similar a la de los modelos convencionales así como la variabilidad del espacio. Cuenta con un respaldo abatible dos asientos así como un portón trasero EasyPark que puede abrirse con la simple pulsación de un botón.

No todo van a ser diferencias con el modelo convencional ya que también comparten numerosos elementos. Entre ellos podemos destacar los motores de cuatro cilindros con técnica de 48 V o el sistema de info entretenimiento MBUX.

El aspecto de la Clase C Estate All Terrain es el propio de un todo terreno. La calandra del radiador con una sola lama, los elementos de adorno cromados y una estrella central integrada definen el aspecto del frontal. El aspecto exterior se deriva de la línea AVANTGARDE, incorporando de serie la línea de acabado AVANTAGARDE de interior. El tablero de instrumentos ofrece una ligera inclinación hacia el conductor e incorpora la posibilidad de consulta de datos específicos para la conducción fuera del asfalto, como la inclinación longitudinal, la inclinación lateral y el ángulo de orientación de la ruedas.

Como ya señalamos anteriormente el tren de rodaje y pon una altura libre sobre el suelo 40 mm mayor que la del este tradicional mientras que las llantas son de un diámetro superior. Está perfectamente preparado para la conducción con remolque, gracias a la tracción integral de serie y una masa máxima remolcable de hasta 1.800 kilogramos.

El All Terrain incluye de serie faros LED High Performance, pudiendo incluir como equipamiento opcional el sistema DIGITAL LIGHT que incluye luces especiales para todoterreno. En concreto, DIGITAL LIGHT posee en cada faro un módulo de iluminación con tres LED de alta potencia y 1,3 millones de espejos en miniatura.

La tracción de serie integral 4MATIC favorece la marcha sobre terrenos irregulares repartiéndose la fuerza entre el eje delantero (45 %) y el eje trasero 55 %). El modelo del terreno está disponible como te con motores de gasolina y diesel. Éste último dispone asimismo de una propulsión híbrida parcial que puede recuperar energía eléctrica y planear con el motor apagado.

El Mercedes-Benz Clase C Estate All Terrain se estrenará en el Salón Internacional del Automóvil de Munich en septiembre de 2021 y estará disponible en los concesionarios europeos a finales de año.