Tras 25 años en los que Audi ha dominado el segmento de los vehículos Premium en España, Mercedes-Benz ha conseguido darle vuelta y superar a la firma de Ingolstadt.


Según datos de Anfac (Asociación de Fabricantes), Ganvam (Asociación de Vendedores) y Faconauto (Patronal de Concesionarios) la firma de la estrella ha vendido en 2019 más de 53000 vehículos, creciendo un 2,6 % con respecto al año 2018. El gran motor de estos números es el Clase A, ya que más uno de cada cuatro coches vendidos lo son de este modelo compacto. La moda de lo SUV también se refleja en estos datos ya que siguen al Clase A como modelos más vendidos por Mercedes-Benz el GLC y el GLA, aunque ya a mucha distancia. También hay que destacar el crecimiento espectacular de las ventas del Clase B que ronda el 50%.


Mercedes-Benz España emitió un comunicado atribuyendo este liderazgo principalmente al hecho de que“entre 2011 y 2014 Mercedes-Benz lanzó una nueva generación de vehículos compactos con un diseño juvenil y deportivo que conquistó a un nuevo cliente para la marca y revitalizó su imagen».
Este hecho supuso la apertura de la marca a clientes que nunca había comprado un Mercedes y, lo que es más importante, a clientes con una media de edad muy inferior a la de los asiduos de la firma alemana. Todo esto contribuyó a revitalizar la imagen de la marca abriéndose a un nuevo mercado.
Otro hecho importante que explica el liderazgo de Mercedes-Benz es la ampliación de la gama de modelos (ya son 31 diferentes) especialmente dentro del segmento que sigue copando los mejores números de ventas: los SUV