La marca de la estrella acaba de completar la gama del nuevo Mercedes-Benz GLE Coupé con la pertinente versión de altas prestaciones. El motor V8 biturbo de 4.0 litros se encuentra baja el capó, está equipado con tecnología de 48 Voltios "EQ Boost" y alcanza una potencia máxima de hasta 612 CV.

La nueva estrella de Mercedes-Benz llega para no dejar indiferente a nadie. Puede que a simple vista no parezca que tenga una estética llamativa, pero si te detienes no más de 5 segundos podrás apreciar que no es un modelo AMG cualquiera. Una de las partes más llamativas es su parrilla al estilo “Panamericana” con barras cromadas, tomas de aire unidas por una sola pieza con la estrechez en la matrícula en negro, retrovisores del mismo color y estribos laterales. Unas llantas de aleación de 21 pulgadas en la versión normal y de 22 pulgadas en la variante S describen la deportividad del nuevo Mercedes-AMG GLE 63 4MATIC+ Coupé. Los detalles de esta bestia del asfalto no terminan ahí, ya que cuentan con un sistema de frenos con discos de mayor diámetro con perforaciones delanteras y traseras acompañados de unas pinzas rojas que le dan un toque más deportivo. Por la parte trasera el GLE Coupé presenta un deportivo faldón pintado en negro y una tira cromada decorativa que subrayan la anchura y los cuatro escapes del Mercedes-Benz AMG que se encuentran en unas molduras cuadradas con las letras Mercedes-AMG grabadas.

Si por fuera es increíble, deportivo y elegante, por dentro no defrauda. El GLE 63 Coupé cuenta con una doble pantalla en a que podemos ver el nuevo interfaz MBUX “Supersport” que reproduce escalas con aspecto 3D o el cuentarrevoluciones central. Además incluye también la función "Shiftlight", que muestra diferentes informaciones del vehículo como por ejemplo, temperatura del aceite del motor, transmisión, fuerza de aceleración o tiempos de vuelta o sector. Las superficies están cubiertas de cuero napa y fibra de carbono, destacando de manera especial en un volante AMG Performance, forrado parcialmente en microfibra y con guía de centrado en color negro. Todo esto junto con el cambio y las levas en aluminio crean un ambiente deportivo y desde luego también lujoso.

Debajo del capó de este increíble SUV podemos encontrar un bloque V8 de 4.0 litros biturbo 48V y una potencia máxima de 612CV; un motor de arranque y alternador "EQ Boost" 16kW que proporciona una potencia extra de 22 CV (sistema que ayuda a reducir los consumos de combustible y emisiones de las versiones de 571 y 612 CV) y que le otorga la etiqueta ECO y una caja de cambios automática de 9 velocidades. A todo lo anterior lo acompañan un sistema de tracción integral a las cuatro ruedas "AMG Performance 4MATIC +" que se encarga de gestionar el reparto a las cuatro ruedas y diferentes modos de conducción en el sistema “AMG DYNAMIC SELECT", como los modos especiales "Pro" y "Master", que ofrecen un estilo de conducción mucho más deportivo. Este conjunto permite que el SUV deportivo de grandes dimensiones consiga una aceleración de 0 a 100 en 3,8 segundos y una velocidad máxima de 280 km/h.