Desde 2007 Smart ha sido la única firma del mercado automovilístico que, en todos sus modelos disponía de una versión eléctrica. Doce años más tarde, la apuesta se ha multiplicado ya que la firma del grupo Daimler ha decidido que todos sus modelos sean exclusivamente eléctricos, abandonando los motores de combustión. El compromiso con el medio ambiente se ha integrado plenamente en el ADN de la compañía.


Bajo las siglas EQ, Smart ha implementado en sus tres modelos (Fortwo, Fortwo cabrio y Forfour) una motor 100% eléctrico de 60 kw que puede desarrollar hasta 130 km/hora. Lo más destacable, sobre todo si lo comparamos con el resto de vehículos de su segmento, son los 140 km de autonomía que puede llegar a tener y que lo hacen superar por mucho a la competencia.

Para Smart la tecnología también ha sido un eje de actuación importante. Cualquiera de los modelos puede cargarse con sus cables de serie en un WallBox, en un enchufe convencional y en la cada vez más poblada red pública. Además, con la APP Smart EQ podrás comprobar en tiempo real el estado de la recarga.

Otro aspecto destacable es el modo ECO, que permite recuperar energía durante la conducción y programar durante la recarga la climatización del habitáculo a través de la APP.