En septiembre de este año llegarán a nuestros concesionarios el nuevo y primer EQV de Mercedes-Benz. Un monovolumen de ocho plazas que comparte carrocería con el conocido Clase V. Esta Vans fabricada en Vitoria y 100% eléctrica cuenta con cuatro años de mantenimiento y un amplio equipamiento de serie proporcionando las ventajas de habitabilidad, confort y seguridad.

Desde hoy mismo, ya es posible realizar pedidos de esta increíble furgoneta que cuenta con un motor eléctrico y transmisión (eATS) y una potencia máxima de 150 kW (204 CV) lo que le permite alcanzar los 140 km/h (opcionalmente a 160 km/h). El consumo combinado WLTP es de 28 kWh/100 km (26,3 kWh/100 km ciclo NEDC). Ofreciendo una autonomía de 357 km según el ciclo combinado WLTP (418 km según ciclo NEDC) y hasta 487 km en el ciclo medio-bajo WLTP equiparable al conocido ciclo urbano.

La energía es proporcionada por una batería de iones de litio situada bajo del piso del vehículo cuya capacidad instalada es de 100 kWh (útiles 90 kWh). Este Mercedes-Benz EQV cuenta con un cargador a bordo (OBC) refrigerado por agua con una capacidad de 11 kW para la carga en tomas de corriente alterna AC en el hogar o en estaciones de carga públicas. Esta batería tiene una garantía de 8 años o 160.000 km. El EQV puede cargarse con una potencia máxima de hasta 110 kW y en menos de 45 minutos siendo posible cargar del 10 al 80% de la batería. Para una correcta carga la marca alemana pone a disposición de sus clientes el Wallbox Mercedes-Benz Home para el EQV que facilita la carga del vehículo de forma rápida, segura y garantiza que la instalación sea adecuada.

Para un mayor rendimiento, el Mercedes-Benz EQV también carga sus baterías cuando está en movimiento. Al acelerar o frenar, la rotación mecánica se convierte en energía eléctrica y se usa para cargar la batería de alto voltaje.

Como no podía ser de otra forma, el nuevo monovolumen 100% de la marca de la estrella combina datos de navegación, reconocimiento de señales de tráfico e información proporcionada por los sistemas inteligentes de asistencia de seguridad (radar y cámara) ajustando automáticamente el grado de recuperación. También es asistido por los diferentes modos de conducción Eco +, que optimizan los parámetros del vehículo para maximizar la autonomía en función de las diferentes situaciones de uso. El completo equipamiento de la EQV incluye el paquete de asistencia a la conducción, cambio de carril control de ángulo muerto, asistente de frenado activo y el sistema PRESAFE, además de asientos calefactados de conductor y acompañante entre otros elementos.

Al igual que el Clase V, su variante eléctrica también cuenta con el sistema de inteligencia artificial MBUX permitiendo al conductor manejar los controles del EQV con solo presionar un botón del volante y decir “Hey Mercedes”. Este nuevo sistema cuenta con función de autoaprendizaje adaptándose al usuario y a su voz. El MBUX también se puede controlar mediante la pantalla táctil central de alta resolución de 10,25 pulgadas o el touchpad de la consola central. Gracias a este sistema los servicios Mercedes me Connect permiten mejorar la experiencia de conectividad. Este sistema permite incluye sin coste los servicios básicos Mercedes me, acceso remoto y el de navegación durante 3 años.