Pocos coches llegan a línea de meta y solo uno entró en la historia por realizar un tiempo aplastante con referencia al resto de competidores y es que el tamdem formado por Jackie Ickx y su copiloto Claude Brasseur era inalcanzable gracias al Mercedes-Benz 280 GE. Vehículo que pese a las dificultades encontradas en el Dakar de 1983 con 10.000km de complicadas dunas, senderos rotos y caminos empedrados eran protagonistas de las crónicas del momento por lograr llegar a meta antes que las motos.

En 2021 la historia continúa, pero en esta ocasión en el Dakar Classic. El equipo español de Rumbo Zero intentan igualar en su categoría el exitoso resultado que el 4x4 de Mercedes-Benz ha tenido en el 83. 

Antonio Gutiérrez y Luís Heras son los valientes que están luchando con el dorsal 210 por la victoria en un rally complicado pero no imposible. La pareja ha conseguido mantener un buen ritmo en este rally consiguiendo la 4ª posición en la séptima etapa y la 3ª plaza de la clasificación del día en una novena etapa complicada.

Arabia Saudí está lleno de terrenos rocosos y rotos por el paso del tiempo, sin contar las altas temperaturas que todos los participantes tienen que soportar en esta edición. Estos inconvenientes incrementan el desgaste y daños de los vehículos tal y como le han pasado a la pareja Gutiérrez y Heras que han tenido problemas con la suspensión y refrigeración. Pese a todos estos imprevistos los españoles se afianzan a la décima plaza de la general con aspiraciones a seguir escalando posiciones en las dos últimas etapas de la carrera.