Versatilidad, dinamismo y habilidad, son los tres adjetivos que mejor describen al Opel Grandland X Híbrido Enchufable 4x4, que combina un motor gasolina de 1.6 de 180 CV con uno eléctrico, impulsando de esta manera una conducción eficiente.

Impulsado por tecnología híbrida enchufable, cuenta con una potencia conjunta entre los dos motores de 300CV y una autonomía de 59km con un consumo de 2,2 a los 100km, una velocidad máxima de 225km/h y una aceleración de 0 a 100km en 8,9 segundos.

Dispone de cuatro modos de conducción, 4x4, Sport, Híbrido y Eléctrico, adaptándose a tu entorno, al igual que sus acabados, creados para todos los gustos. Cuenta con dos niveles de acabado, el Selective y Ultimate. A ambos los podemos encontrar desde la gama básica con un completo y complejo equipamiento de serie que incluye alerta de colisión frontal con frenado automático de emergencia y detección de peatones, asistente de mantenimiento de carril, alerta por somnolencia del conductor y pantalla táctil de 8” con sistema de navegación.

Además puedes elegir entre transmisión automática de 8 marchas con control eléctrico o modo manual QuickShift.

El Opel Grandland X Híbrido Enchufable 4x4 cuenta con una gran ventaja y es que gracias a sus cero emisiones es apto para circular por el centro de las ciudades que tenga restringidas el tráfico de los coches contaminantes. Además cuenta con una batería muy fácil de cargar ya que se puede enchufar en cualquier punto de corriente alterna, en la red doméstica con un cable de carga o con un cargador de pared.

No cabe duda de que hacerse con uno Opel Grandland X Híbrido Enchufable 4x4 es vivir una experiencia de conducción emocionante y responsable gracias a sus cero emisiones y a una impresionante imagen, en la que destacan su capó de color negro combinado con el techo y unas llantas de 19” con acabado bitono; su superficie de diamante y el carácter deportivo hacen que la experiencia de conducirlo sea todavía mejor.