Amplía el horizonte y las pupilas.

EL SL no oculta sus cualidades. Basta con pulsar un botón para abrir o cerrar en menos de 20 segundos el techo retráctil. Y si no luce el sol, el SL se adapta sin problemas.

El techo retráctil panorámico con MAGIC SKY CONTROL crea la sensación de conducir a techo descubierto aun llevándolo cerrado. Para una vivencia de conducción muy particular, en todo momento y en cualquier lugar. Además, la calefacción integrada en el reposacabezas AIRSCARF y el paravientos eléctrico hacen que el conductor de un SL pueda disfrutar de la conducción cabrio durante casi todo el año.

La leyenda muestra su verdadero rostro.

Ya sea con seis, ocho o doce cilindros, el SL convence por su rendimiento superior y por su excelente suavidad de marcha. El motor V6 biturbo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de cinco segundos.

Empezando por el SL 400, el roadster ofrece lo que prometen los resaltes del capó: potencia a raudales. Sobre todo cuando se pone en marcha el motor tope de gama bajo el estilizado capó: el exclusivo V12 biturbo de 6,0 litros, que con sus 463 kW (630 CV) y su profunda sonoridad típica en un V12 hace sombra a cualquiera.

Desarrollar las innovaciones de manera sistemática.

El SL fue y sigue siendo expresión de un sentimiento muy fuerte: la pasión. Pasión por una vivencia de conducción incomparable y por cotas máximas de seguridad y confort, viables gracias al uso de sobresalientes tecnologías.

Estas tecnologías se manifiestan en la genial idea de una conducción autónoma y sin accidentes. Y en el concepto de un deportivo lujoso pero práctico para la conducción diaria, que entrega el rendimiento óptimo en cualquier situación gracias a la excepcional tecnología del tren de rodaje con DYNAMIC SELECT con cinco programas de conducción.

Una estrella de otra galaxia.

Silueta intemporal y proporciones clásicas de roadster: elegancia en su forma más pura y a la vez deportiva. Incluso vanguardista, si se combina con la AMG Line. El SL es un icono trasladado a nuestros tiempos.

La parrilla de efecto diamante en diseño «Panamericana», caracterizada por su marcada verticalidad, es una elegante reminiscencia de la legendaria tradición del SL. La zaga con difusor y los dos resaltes longitudinales sobre el capó son testimonio de la fuerza que se esconde bajo él. EL SL no oculta sus cualidades.