Opel busca incorporar calidad y diseño en el segmento de los vehículos SUV o todocamino. El Opel Grandland X, a la venta a finales de este año, es una oportunidad interesante para incorporar las prestaciones que se le exigen a un SUV junto con un equipamiento superior, con el objetivo de ser líder en su sector.

En este modelo se ha buscado un diseño más atractivo de la parrilla frontal, utilizando barras cromadas desde el logotipo de la marca hasta los faros LED, y cuenta con una carrocería con una presencia exterior imponente y la posibilidad de configurar el techo y el resto por separado. El Opel Grandland X cuenta con unas dimensiones de 4,48 metros de largo, 1,84 de ancho y 1,63 de alto, por lo que está en un tamaño medio, sin llegar a los cuatro metros y medio, lo que supone una ventaja con respecto a otros SUV que pasan de esas dimensiones y resultan problemáticos para conducir en ciudad. Cuenta, además, con un maletero con capacidad estándar de 514 litros sin abatir asientos, que se puede triplicar en caso de hacerlo.

Los cinco modos de conducción diferentes que ofrece este modelo son una garantía de uso racional del vehículo, pudiendo adaptarse a terrenos secos, nevados o mojados, entre otros y optimizando la experiencia de conducción. Además, una de las opciones que va a aportar este modelo es la de contar con el sistema Grip Control, de tracción avanzada, para superficies en las que sea fácil resbalar y que cumple con lo que podemos esperar de un todocamino.

 

 

El Opel Grandland X ofrece versiones diésel y gasolina en los motores de tres cilindros que facilita el fabricante francés PSA. En el primer caso, los motores son de entre 130 y 165 CV, mientras que en el segundo son de entre 120 y 180 CV. Este vehículo permite, pues, elegir entre potencias variables y contar con unos consumos bajos, cuestión cada vez más importante ante la escasez de fuentes de energía. Más adelante, se prevé contar con una versión híbrida.

En cuanto al equipamiento de este coche, decir que contará con asientos calefactados y ergonómicos para ganar en confort, además de los faros LED automático, climatizador y pantalla de sistema de entretenimiento central, se cuenta también con el sistema IntelliLink de conectividad con todo tipo de dispositivos electrónicos y teléfonos móviles, así como también con el sistema de asistencia en carretera Opel On Star, exclusivo de la marca y que supone un plus ante cualquier problema.

 

 

El Opel Grandland X, por lo tanto, es una oportunidad de combinar la fiabilidad de siempre del fabricante germano con la tecnología PSA para ofrecer una experiencia de conducción satisfactoria. Sus dimensiones y su espacio interior permiten que este vehículo sea utilizado para un público familiar, pudiendo adaptarnos tanto a contextos rurales como residenciales y urbanos. A diferencia de otros SUV, con este modelo no nos tendremos que preocupar si tenemos que hacer viajes puntuales a la ciudad, por lo que gana en versatilidad y es una opción muy interesante si, por lo que sea, tenemos que conducir en contextos diferentes.

En Grupo Cadimar, concesionarios oficiales de Opel en Cádiz y Jerez de la Frontera, contamos con todos los modelos de la marca y puedes encargar el Opel Grandland X para que seas el primero en disfrutar de sus ventajas. Ofrecemos, además, soluciones adaptadas de financiación tanto para particulares como para empresas y una amplia gama de vehículos de ocasión multimarca y con diferentes precios según tus preferencias. Ven a conocernos y te informaremos con más detalle.