La reestilización realza una vez más claramente su porte dinámico. En el frontal destacan la parrilla del radiador AMG con lama doble y el característico faldón delantero AMG con perfil A-Wing.

El inserto en el splitter frontal y los brillantes flics negros mejoran la refrigeración. En la vista lateral destacan las nuevas llantas de aleación de 19“ de radios cruzados. Una zaga perfeccionada desde el punto de vista de la aerodinámica completa la expresiva impresión de conjunto. Salta a la vista: un bólido compacto de AMG va siempre por delante. 

Los asientos AMG Performance, con un acolchado de contorno más acusado y reposacabezas integrados, se caracterizan por sus materiales de calidad y su elegancia deportiva.

La superficie de asiento y el respaldo ofrecen una mayor sujeción lateral y acentúan la estética deportiva del habitáculo. La palanca selectora AMG E-SELECT, ahora de serie, y el volante opcional AMG Performance refuerzan el ambiente dinámico del interior. Ahora sólo falta abrocharse el cinturón y ponerse en movimiento.

AMG es especialista en marcar tendencia. El mejor ejemplo es el motor de 2,0 litros del Mercedes-AMG CLA 45. Con sus 280 kW, impresiona tanto por su potencia como por su eficiencia.

El consumo en ciclo mixto es de tan sólo 6,9 l/100 km. Toda una obra maestra de la técnica, realizada artesanalmente de acuerdo con el principio «un hombre, un motor». En otras palabras: la encarnación de la pasión por el automovilismo, perceptible en todo momento. Y también audible, como demuestra el inconfundible sonido del sistema de escape deportivo AMG. 

¿Máximo dinamismo al volante? El paquete AMG DYNAMIC PLUS del Mercedes-AMG CLA 45. Incluye diferencial autoblocante AMG de regulación mecánica en el eje delantero. Para una óptima tracción en cualquier situación.

Forman parte de este paquete el volante AMG Performance, el tren de rodaje deportivo AMG RIDE CONTROL con amortiguación adaptativa regulable y el programa de conducción «RACE». Un nombre que cumple lo que promete: «RACE» ha sido configurado para proporcionar el máximo dinamismo al volante y batir sus propias marcas. En el circuito de carreras. No en las calles.